Publicado en Run y etiquetado como team-wiggle, OMM, trail-running, maratón, montana
Mi experiencia en el Original Mountain Marathon (OMM)

Me dijeron: "¡Participa en el OMM!". Me prometieron que se trataba de un evento de "orientación, montañas y aventura"… Lo que mis compañeros se olvidaron de mencionarme fue la dificultad del reto, el mal tiempo y las ciénagas… ¡elementos que abundan en este maratón de montaña en el oeste de Escocia!

Quizá fuese culpa mía por ser un poco ingenuo y no tener en cuenta la magnitud del evento, especialmente si tengo en cuenta que soy ciclista y lo del running es una reciente adición deportiva (¡salgo a correr una vez a la semana como mucho!), pero el hecho fue que me apunté… Y así fue como el Team Wiggle puso rumbo a Glentrool, en las montañas Galloway de Escocia.


El concepto del Original Mountain Marathon es bastante sencillo: el maratón está compuesto por varios puntos de control esparcidos por lugares remotos de montaña, indicados en un mapa. Los participantes (se realiza en parejas) reciben el mapa en la línea de salida y deben visitar cuantos más puntos de control como puedan durante un periodo de tiempo estipulado. El evento tiene lugar a lo largo de dos días y en el segundo día los participantes reciben otro mapa, un nuevo set de puntos de control y un nuevo límite de tiempo. Entre ambos días, los equipos, formados por dos miembros, han de acampar en un campamento de montaña remoto, y durante la duración del evento es necesario que ambos lleven encima todo el material de acampada para ello. En resumen, se trata de un maratón de montaña de orientación por terrenos difíciles y con una mochila de dimensiones considerables a la espalda.

No soy demasiado malo interpretando mapas y, de hecho, me inicié en el mundo del ciclismo con eventos de orientación muy similares a este, pero con una bici de MTB. Esto último puede que indique mi mayor obstáculo para el OMM: ¡no soy trail runner!

El trail running, y el cada vez más popular running de montaña o "fell running", requieren verdaderas habilidades. Lanzarte colina abajo por la montaña a la máxima velocidad que te permitan las piernas mientras reaccionas con rapidez para colocar los pies en los puntos adecuados de cada piedra, hierba o charco es todo un arte. Y resulta que no soy tan artista como creía… Aún así, después de realizar carreras semanales por senderos en los meses previos al OMM, me noté más seguro de mí mismo y esperaba que tanto Ben, mi compañero para el evento, como yo pudiésemos terminar la carrera con un resultado aceptable.

Tim Wiggins y su compañero de evento durante el maratón de montaña OMM

 

La carrera

El OMM fue todo un reto, de eso que no quepa duda. La carrera en sí supone una pequeña parte del evento: también es necesario escalar, trepar, sortear obstáculos y vadear ríos y riachuelos.

Si te interesa participar en futuros eventos, prepárate también para interpretar mapas y determinar el rumbo con una brújula, así como recorrer pantanos para intentar encontrar un punto de control no más grande que una camiseta en una montaña del tamaño… ¡pues de una montaña!

Punto de control en el maratón de montaña OMM

 

Al final Ben y yo conseguimos una clasificación decente durante el primer día del evento, incluso a pesar de algunos retrasos importantes para vadear unos ríos y de saltarnos el desvío para ir por la única pista pavimentada de toda la ruta…

El sábado por la tarde lo pasamos intentando reponer fuerzas y mentalizándonos, cenando comidas liofilizadas, bollos de leche y té… Y sabíamos que todavía teníamos más retos por descubrir a la mañana siguiente…

Acampada en Escocia durante el maratón de montaña OMM

 

El segundo día no tuvimos tanta suerte en las clasificaciones… Después de encontrar los primeros puntos de control con cierta facilidad (si podemos llamar "facilidad" a la pateada colina arriba por la ladera cenagosa de la montaña), a continuación nos topamos con el principal indicio de que las cosas estaban a punto de complicarse.

Tuvimos que pasar, casi literalmente, una hora entera subiendo a trompicones por una especie de escalinata cenagosa por la ladera de la montaña… al final para nada, pues nos tocó volver a bajar con las manos vacías para poder correr de vuelta al punto de partida a tiempo antes de que se agotara el límite estipulado.

Nota mental: para la próxima… ¡no te olvides de los prismáticos!

El día se despejó durante la segunda jornada del maratón de montaña OMM, revelando el impresionante paisaje natural de Escocia

 

Todo un desafío físico, mental y material

Tratar de encontrar un punto de control con niebla espesa fue todo un desafío, tanto visual como mental. "Correr" o más bien trepar hasta llegar a ese punto de control por la ladera de la montaña fue un reto físico importante.

Sin embargo, si no hubiese llevado material de calidad (y el material adecuado), no habría habido manera de subir corriendo montañas consecutivas, ¡y menos aún durante dos días seguidos!

 

Estas son mis 10 recomendaciones de material para el OMM:

  1. Mochila OMM Classic 25 Marathon: esta mochila está genial; es ligera, cómoda para correr con ella e incluye algunos detalles estupendos, como los bolsillos de redecilla para meter la ropa impermeable y tenerla a mano.
  2. Pantalón OMM Kamleika Race: correr a través de campos de helechos, pantanos y piedras bajo la lluvia requiere unos buenos pantalones impermeables que se ajusten bien y te protejan de la lluvia. Además, deben dejar que los músculos respiren lo suficiente. Y estos de OMM son una maravilla en ambos aspectos.
  3. Chaqueta OMM Kamleika Race II: gracias a su elasticidad en cuatro direcciones y a su tejido ligero, esta chaqueta de running impermeable resulta perfecta para ultramaratones.
  4. Chaqueta OMM Rotor: el OMM requiere reducir todo el material innecesario y llevar solo lo esencial y más ligero. Esta chaqueta aislante es ideal para la noche de acampada ya que proporciona un montón de calidez extra si te llevas un saco ligero para dormir.
  5. Zapatillas Salomon Speedcross 4 GTX: me encantan estas zapatillas de trail (puedes leer mi anterior entrada del blog sobre este modelo aquí). ¡Y además también son capaces de resistir las ciénagas!
  6. Mallas dhb Run: protegerte las piernas del frío y la humedad resulta vital, y estas mallas de dhb cumplen su cometido a la perfección ¡y además son muy asequibles!
  7. Camiseta adidas Terrex Solo: el tejido de lana merino de esta camiseta de running te mantendrá abrigado, ¡incluso cuando llueve "a la escocesa"!
  8. Guantes GripGrab Running Expert: estos me vinieron "como guante al dedo", pues son ideales para conservar el nivel de destreza manual en climas fríos o con niebla gélida de montaña.
  9. Calcetines de compresión CEP: estos calcetines sujetaron bien los músculos y los mantuvieron bien estabilizados y con una buena circulación sanguínea, por lo que los considero esenciales para correr por colinas y para eventos deportivos de varios días. Soy un gran fan de la gama de compresión de CEP.
  10. Esterilla inflable Nordisk Ven 2.5 finalmente, asegúrate de que podrás descansar en condiciones durante la noche del sábado. Esta esterilla inflable de Nordisk, con una longitud de 3/4, resulta ideal para aislarte del frío del terreno de montaña.

 

Un reto montañoso

Calificar el OMM como un evento de running no le haría justicia. Esta carrera de resistencia incorpora muchos otros retos físicos, así como numerosos rompecabezas mentales…

Realmente disfruté de la experiencia al poner a prueba cuerpo y mente en plena naturaleza en enclaves montañosos. Y de paso, también he puesto a prueba la ropa y el material que me llevé.

Apúntate al OMM de 2017 ¡y disfruta de la aventura!

Descubre la gama de productos OMM aquí >

Tim Wiggins y su compañero en pleno maratón de montaña OMM

Acerca del autor

Tim Wiggins
Published on: 07 Nov 2016

Tim Wiggins is an avid cyclist, involved in all aspects of the sport. Whether it is mountain bike marathons, or 500km road rides... he loves life on two wheels. He is also a keen trail runner in the off-season!