Publicado en Cycle y etiquetado como Trabajadores Wiggle

¿Has visto el vídeo del salto al vacío en bici de Wiggle? ¡Es una pasada, míralo más abajo! Mandamos a cuatro miembros del personal a los Alpes para que disfrutaran del test de resistencia para bicicletas definitivo: ¡bajar en bici a toda marcha por una rampa de esquí sujetos con una simple cuerda elástica! En este post hablamos con Joe Stembridge, ¡uno de nuestros apasionados y atrevidos evaluadores!

Pensamos en hacerle unas cuantas preguntas para conocer más detalles sobre esta prueba de salto al vacío en bicicleta: ¡sigue leyendo a continuación!

Entrevista con Joe Stembridge

Pregunta (P): Fuiste uno de los miembros del equipo en presentarte voluntario para este test de puenting en bicicleta. ¿Cómo describirías tu puesto actual en Wiggle?

Respuesta (R): Mi puesto de trabajo oficial en la empresa es el de "líder de equipo junior del equipo técnico", lo que básicamente significa que entre mi jefe y yo nos encargamos de gestionar a un equipo de 10 locos del ciclismo que responden a todas las preguntas y consultas técnicas de nuestro equipo de atención al cliente, desde asesoramiento básico sobre tallaje hasta preguntas realmente técnicas y rebuscadas: mi equipo tiene los conocimientos para responder a estas cuestiones.

P: ¿Qué tipo de ciclista eres? ¿Sueles salir con la bici a menudo?

R: Mayormente soy ciclista de carretera e intento ir en bici todos los días. Aunque ir al trabajo en bici solo me lleva unos 25 minutos, puedo alargar mucho más esta ruta si me dirijo hacia el norte en dirección al Meon Valley ¡para sufrir un poco por las cuestas!

P: Te fuiste a los Alpes franceses a tirarte al vacío desde una rampa. ¿De dónde surgió esta idea?

R: Para serte sincero, todavía es algo bastante irreal. Solo me enteré sobre el salto de puenting en bici una semana antes de volar, pero en realidad todo empezó con una especie de guión. Uno de nuestros colegas de marketing nos enseñó el concepto con los esbozos y… ¡me encantó!

P: ¿Cuánto duró el viaje a Francia? ¿Qué fue lo que más destacarías?

R: En Francia solo estuvimos un día y medio. Salimos de Reino Unido a primeras horas de la mañana y volvimos al día siguiente por la tarde, volando a Ginebra y por carretera hasta Francia. Fue una visita relámpago, pero los paisajes alpinos eran increíbles y por supuesto… ¡el salto! Menuda experiencia. Yo creo que, aunque el salto fue una pasada, los Alpes fueron lo mejor del viaje. Pasar por los puertos de montaña totalmente equipados sobre una bicicleta de carretera de carbono fue realmente maravilloso y gratificante.

P: El puenting ya mete miedo de por sí, pero hacerlo sobre una bicicleta… ¿no te pareció una idea mucho peor? ¿Qué sentiste al bajar a toda velocidad por la rampa?

R: Fue como experimentar los peores momentos de un accidente en bici, ¡pero sin el impacto final! La carrerilla inicial y el principio del descenso no estuvieron tan mal en cuanto te acostumbras a la inclinación, pero pasé tanto tiempo asegurándome de que iba derecho y recto mientras pedaleaba como un loco, que cuando llegué al final de la rampa fue casi una sorpresa. Cuando la bicicleta empezó a inclinarse hacia arriba y noté más las ráfagas de viento, fue ahí cuando de repente me di cuenta que ante mí solo había una caída libre de 50 metros y un barranco al final para pararme… Antes de que la cuerda elástica se active pasan unos cuantos segundos en los que simplemente caes al vacío, pero de repente la cuerda te para rápidamente… ¡por fin a salvo! El arnés fue bastante impresionante, pero acabé con algunos moratones por el cuerpo. ¿Quién me iba a decir a mí que la licra no protegía tan bien?

P: En tu opinión, ¿cuál de los miembros de Wiggle tuvo el mejor estilo de salto con la bici? Danos tu puntuación del 0 al 10 para cada uno.

R: Para mí, el que saltó con más estilo fue Doug. Fue el único que consiguió dar un giro hacia atrás de 360º, aunque he de decir que Ben le siguió en segundo puesto muy de cerca. Los dos chicos ya tenían experiencia en saltos: Doug hace MTB y Ben BMX. Pero creo que le daría a los dos un 9 de 10, sería lo más justo para ambos. Frankie también lo hizo muy bien y no se dejo amedrentar por el salto. No le salió igual de bien que a los otros dos, pero aun así se merece un buen 7,5 de 10.

P: ¿Volverías a repetir la experiencia si tuvieses la oportunidad?

R: Sin duda. La peor parte del salto fue tener que esperar a que saltaran los demás. Mientras esperas empiezas a dudar de ti mismo y de si puedes hacerlo o no. En realidad, es una experiencia un tanto extraña porque la primera vez no tienes ni idea de qué va a pasar. Y una vez estás ahí arriba esperando tu turno, ¡la espera te mata de los nervios!

P: Ahora que ya has tachado el puenting en bici de tu lista, ¿tienes alguna otra experiencia ciclista extrema planeada?

No estoy muy seguro de que esté hecho para volar, así que dudo que vaya a tener una carrera profesional como ciclista de Downhill o Enduro, pero sí hay una disciplina que me encantaría probar: el ciclocross. Pedalear por los barrancos alpinos con la Verenti en los alrededores del lugar del salto estuvo genial, aunque las cubiertas de 23c no se llevaron del todo bien con el barro y las piedras. Con tal de llevar algo más fuerte y unas cubiertas más gruesas ¡debería ser suficiente para pasar un buen rato!