Publicado en Cycle y etiquetado como Trabajadores Wiggle
Pictures of Will Hawes

¡Buenas! Me llamo Will y ya llevo trabajando en Wiggle unos 11 años. Empecé cuando era una empresa pequeña: ofrecíamos un servicio excelente al cliente y productos increíbles con tan solo un equipo reducido y un pequeño almacén en Farlington.

Ahora trabajo en Marketing, aunque puedo decir que he pasado por un montón de puestos diferentes en esta empresa, desde el empaquetado de cajas hasta atención al ciente y devoluciones, pasando después durante muchos años a la coordinación de entregas en nuestro ajetreado departamento de Recepción de Mercancías. Ahora mismo soy el responsable de asegurarme de que todos nuestros fantásticos productos aparecen en nuestra página web lo antes posible, además de organizar nuestro equipo de administradores de contenido.

La Kona Process 153 de Will

 

Comparte los buenos momentos

Creo que mi mayor logro en Wiggle ha sido haber conseguido ir subiendo escalones en la empresa, pasando inicialmente de procesador de pedidos en el almacén a toda una carrera profesional en Marketing, con todas las alucinantes oportunidades que eso conlleva. Siempre hay algo nuevo a la vuelta de la esquina, ¡así que no me da tiempo a aburrirme nunca!

Will saltando con su bici de montaña con otro miembro del equipo

Soy un apasionado del MTB y del BMX, deportes que practico desde que tuve mi primera bici (de verdad) a los 12 años. Salir a rodar en bici siempre ha sido una pasión que ha supuesto numerosas cicatrices y huesos rotos con el paso de los años. Pero el ciclismo de montaña es el deporte que realmente más me gusta: aprovecho cualquier oportunidad para tirarme camino abajo por una ladera (aunque suelo acabar estampado contra algún árbol…). Cualquier persona que haya salido conmigo a pedalear sabrá que “¡no hay choque que pueda pararme!” (algún que otro de mis colegas recordará mi salto por Aston Hill…).

Quedada de MTB - Will Hawes

Me encanta trabajar en Wiggle: formo parte de un equipo de personas tan apasionadas y profesionales como yo. Reconocieron mis habilidades organizativas y me animaron a continuar por el buen camino; testigo de ello es mi puesto actual. Supongo que lo mejor de trabajar en Wiggle es que puedo enterarme de los mejores productos nuevos y, por supuesto, sentirme orgulloso de ser parte de una empresa que solo quiere, tiene y ofrece lo mejor de lo mejor.

Will en una sesión de saltos con su bici