Publicado en Run y etiquetado como competición

Si eres runner y estás pensando en dar el gran salto y pasar de entrenar a competir, te enfrentarás a dos preguntas importantes: si tienes que aumentar tu kilometraje, ¿cómo lo consigues entrenando? ¿Necesitas cambiar lo que comes, o incluso tener menús diferentes los días de entreno/competición? ASICS y los trabajadores de Wiggle ¡están aquí para ayudarte! En este artículo te asistirá Suzannah Cranwell.

 

¿Cómo puedes adaptar tus entrenos?

Ryan Martin es un atleta profesional norteamericano acostumbrado a tener que centrarse completamente para rendir al máximo durante el gran día. Podemos aprender de él un par de cosas sobre cómo crear un plan de entrenamiento robusto que equilibre el incremento de distancia con el trabajo necesario para desarrollar tus habilidades. Échale un vistazo al siguiente vídeo (subtítulos disponibles en inglés):

Puntos clave a destacar:

Realiza dos carreras al día, repartiendo los ejercicios para que te resulte más fácil integrar paulatinamente la distancia que te has puesto por objetivo en una rutina diaria. Puedes incluir una de estas sesiones del vídeo en tus series de ejercicios. De esta forma no solo podrás reforzar tu resistencia y mejorar tu forma física y movilidad general, sino que además también te permitirá entrenar con más energía y prevenir el aburrimiento al entrenar.

¿Debería comer diferente el día de la carrera?

En el vídeo incluido a continuación (subtítulos disponibles en inglés) podrás ver a la triatleta profesional norteamericana Gwen Jorgensen (campeona mundial en el World Triathlon Series de 2014 y miembro del equipo Olímpico 2012) comentando lo que suele comer antes de competir y cómo difiere de su nutrición habitual en los días de entreno.

Puntos clave a destacar:

Básicamente come lo que suelas tomar normalmente, ya sea para entrenar o competir. Reduce un poco el contenido de grasas el día de la carrera ya que su digestión requiere un proceso bastante más lento. Para el gran día necesitas alimentos fáciles de digerir que te permitan obtener una fuente de energía rápida y útil.

Ahora que hemos cubierto las dos cuestiones principales, estás listo para intentar poner todo tu empeño y competir con ganas. Después de haber participado en algunas carreras tendrás una mejor idea sobre lo que personalmente te funciona o lo que necesitas perfeccionar. Toma nota sobre cómo te sientes durante las sesiones de entreno para aprender poco a poco lo que mejor te funciona para aplicarlo y rendir mejor al competir. Y recuerda que no deberías complicar demasiado las cosas: simplemente empieza por lo básico y vete añadiendo más detalles a medida que avanzas.

Acerca del autor

Imagen de suzannah
Suzannah Cranwell
Published on: 17 Jun 2015